Trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

Trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

Adolescentes y adultos
El TDAH suele aparecer en la infancia y continuar desarrollándose en  la edad adulta. Los medicamentos estimulantes representan la base del tratamiento actual, sin embargo, no es lo mas deseable y se echan de menos otros enfoques.
En los últimos años, la atención plena (mindfulness) se ha propuesto para mejorar la atención, reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo. Un estudio de la profesora Lidia Zylowska  de la Universidad de  California en Los Angeles puso a prueba la viabilidad de un programa de mindfulness de 8 semanas de duración para adultos y adolescentes con TDAH.
Los resultados fueron sorprendentes: la mayoría de los participantes completaron el entrenamiento e informaron  de su completa satisfacción con el programa. Se realizaron comparaciones de autoinforme pre-post con mejoras evidentes de los síntomas del TDAH. Así mismo se constataron mejorías objetivas en atención e inhibición cognitiva. También se observaron mejoras significativas en parámetros como la ansiedad y la depresión.
La conclusión de este estudio es que el entrenamiento de la mente por medio de un programa de mindfulness es una intervención factible para adultos y adolescentes con TDAH y capaz mejorar los problemas conductuales y neuro cognitivos.
Niños
Los niños con TDAH presentan con frecuencia un alto índice de desobediencia hacia sus padres. Varios métodos han sido utilizados para reducir los problemas de conducta en estos niños, la medicación y la manipulación de las contingencias de comportamiento son dos de los más frecuentes. Una objeción a menudo planteada por los padres es que estas estrategias  les obligan a imponer un fuerte control sobre los niños, lo cual incide en la capacidad de estos para aprender estrategias de autocontrol por si mismos. Además estas estrategias contribuyen a disminuir en lugar de  aumentar las interacciones positivas entre padres e hijos.
 Los estudios han demostrado que el seguimiento de un programa de entrenamiento en mindfulness por parte de los padres puede mejorar la interacción positiva con sus hijos e incrementar la satisfacción durante su crianza. El programa produce cambios personales, tanto en padres como en hijos y representa una alternativa potente a las actuales aproximaciones.
Nirbhay N. Singh – Journal of Child and Family Studies – Volume 19, Number 2, 157-166

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto