Vivir

«A las personas se nos da muy bien prepararnos para la vida, pero no se nos da tan bien simplemente vivir»

De esta manera comienza el maestro uno de sus libros estandarte.
Apenas ciento treinta y cinco páginas de sabiduría en estado puro.

Recapacito y me doy cuenta de que, probablemente, esta frase por si sola justifique el importe que he pagado por el libro. De todos modos, confío en encontrar más revelaciones y consignas como esta a lo largo del texto. Sencillas pero demoledoras, tan incisivas como intrigantes, tan acertadas como necesarias, sobre todo hoy en día.

El maestro nos habla, en estos primeros compases, de la respiración, de la importancia de considerarla como lo que realmente es, una extraordinaria compañera de viaje, infatigable y fiel. Nos indica también la importancia de decidir, desde el momento en que abrimos los ojos al despertar por la mañana, ser conscientes y al mismo tiempo expresar la intención de permanecer presentes durante las veinticuatro horas del día.

No he hecho sino comenzar y ya me ha cautivado. Como los buenos amantes, esos que nos hacen recordar cada minuto de su compañía.
Dejará huella, sin duda lo hará.

Así ha empezado para mi la aventura de ‘La paz en cada paso’, del maestro, ¿quién si no?, Thich Nhat Hanh.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto