Monjes tibetanos emiten calor donde otros podrían morir de frío

Monjes tibetanos emiten calor donde otros podrían morir de frío

Un experimento efectuado en 2002 llevado a cabo en los monjes tibetanos al norte de la India descubrió que monjes escasamente vestidos, fueron colocados en una habitación donde la temperatura era de 40 grados Fahrenheit (4 grados centígrados).

Los Monjes entraron en un estado de meditación profunda. Hojas mojadas en agua fría fueron colocadas por encima de sus hombros. En estas condiciones, una persona común podría tiritar incontrolablemente y la bajada de la temperatura corporal incluso podría ocasionar la muerte, explica el artículo.

Los monjes, sin embargo, se mantuvieron cálidos y secaron las hojas con sus cuerpos. Una vez que se secaron las sábanas que cubrían sus cuerpos, más sábanas mojadas y frías volvieron a ponerlos. Cada monje secó tres hojas en el transcurso de varias horas.

Herbert Benson, que había estudiado la técnica de meditación desde hace 20 años, dijo al Gazette: “Los budistas sienten que la realidad en la que vivimos no es el final. Hay otra realidad que podemos aprovechar, y esa es afectada por nuestras emociones, por nuestro mundo cotidiano. Los budistas creen que este estado de ánimo se puede lograr haciendo el bien por los demás y por la meditación”.

Fuente: Universidad de Harvard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto